bar mambo

exterior2.jpg

caja abierta

La propuesta para el Bar Mambo nace de un concurso privado llamado por Dos Faroles S.A., una sociedad de 7 jóvenes profesionales de distintas áreas que buscaban instalar un bar-restaurante innovador y de vanguardia tanto en su diseño arquitectónico como en su carta, música y ambiente en general.

concepto Bar = vitrina pública

acceso

caja cerrada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

material

interior

colorcolor2

interiores

Este bar fue diseñado por Eduardo Labra, Cristian Larraín, Cristian Olivi y Paula Velasco.

Año: 2004

Ubicacion:Av. Las Condes 6766

Bar = vitrina pública

Del diseño original, que contemplaba una separación de espacios por medio de vidrio de colores y un vitral en la fachada, se mantuvieron varios conceptos que fueron desarrollados en el proyecto final. Estos consistían principalmente en la recreación y separación de distintas situaciones propias de un lugar público a través de alturas de cielo, niveles de suelo, colores, iluminación y mobiliario. Todas estas situaciones conviviendo en un gran espacio unificado, continuo: Una planta libre caracterizada.

Lo preexistente

El sitio, ubicado en Av. Las Condes 6766, correspondía a una construcción de fines de los años 70, que había sido remodelada en diversas ocasiones, y para el tiempo del encargo se encontraba deteriorada, tanto estructural como arquitectónicamente. Esto debido al uso de recursos constructivos de mala calidad y de dudosa mano de obra. Se decidió mantener solamente los elementos estructurales originales, llegando entonces a considerar el lugar como una caja de tres módulos de 6mts por 5,5mts abierta a la calle, compuesta por 3 muros, 3 vigas, 2 pilares, un alero y un techo.

4 operaciones

1 En este escenario, la primera operación fue definir el espacio de la cocina y áreas de servicio dentro del módulo oriente, aprovechando las instalaciones preexistentes. Este módulo se configuró como un cubo constituido por muros en sus caras sur y norte, cerrado, en su tercera cara, de manera más sensible al espacio público del bar , con un vidrio traslúcido, a modo de una pantalla de luz.

2 La segunda operación fue apropiarse del antejardín (condición del concurso) duplicando los mts2 utilizables. Se prolongó el muro oriente original hasta la línea de cierro, donde se levantó una estructura de fierro de 6 por 3 mts paralela a la calle. Esta estructura enmarca un paño de calugas de vidrio-cerámicas en tonos rojos y naranjos, que componen la imagen pública del local.

3 Para cubrir y limitar el área restante se consideró una estructura de acero que al desplazarse un metro al interior del bar, genera el acceso, y por su condición liviana contrasta con el gran marco protagónico. La estructura de acero recubierta por miniwave perforado al 20% en su exterior y por vidrio en su interior, permite desarrollar un sistema de módulos móviles, grandes puertas que se abren en un 180 grados, generando en fachada una apertura del bar a la calle del 30% del total. Esta cualidad, sumada al muro de corredera poniente generaron una obra que responde a las variantes climáticas y programáticas. Puede cerrarse en sí misma (en invierno o para eventos privados) o abrirse a la calle (en verano o para apropiarse del espacio público inmediato).

4 La cuarta operación, tal vez la más relevante para el usuario, consistió en la caracterización de los espacios a través de la luz y el color. Se trabajó iluminación de manera indirecta escondiendo los focos sobre el cielo falso, que no llega a los muros, con la idea que la luz bañara planos, generando un ambiente más ambiguo, menos focalizado. Caracterizar con luz y color, dando tonos y estados de ánimo a los espacios, más que definiéndolos de manera rotunda.


About this entry